¿Qué es una tarjeta de débito?

imagen de una mano con una tarjeta de débitoUna tarjeta de débito se define como un medio de pago en formato de plástico con un código numérico en relieve. Dicha tarjeta está asociada a una cuenta corriente bancaria, de cuyo saldo podremos disponer mediante la tarjeta para llevar a cabo compras en comercios, transferencias o disposición de efectivo. En todo caso, sólo se puede hacer uso del efectivo en cuenta, no existe la posibilidad de obtener liquidez a crédito. Una tarjeta de débito se convierte así en la instrumentalización de nuestra propia cuenta bancaria en un formato tangible.

Características y comisiones


  1. Las tarjetas de débito deben estar asociadas a una cuenta corriente/cuenta ahorro.Por lo tanto, los requisitos necesarios para contratar una tarjeta de débito serán aquellos exigidos en el contrato de la cuenta bancaria per se.
  2. Comisiones de mantenimiento: la tendencia general que ha se extendido en los últimos años arenga la supresión de comisiones anuales en las tarjetas de débito. Así pues, la mayoría de las entidades ofrece este tipo de productos sin gastos de mantenimiento ni renovación, aún trantándose de cuentas corrientes tradicionales y no de ofertas especiales como "cuentas nómina", "cuenta joven" o "cuenta de ahorros".
  3. Disposición de efectivo: las tarjetas de débito no cobran comisiones por diposición de efectivo en cajeros automáticos de la red. En cajeros ajenos a la red se abona generalmente un % de la cantidad dispuesta (mínimo 3,5€), tanto en territorio nacional como en los países pertenecientes a la UE (más las comisiones por cambio de divisa si se requiere). Para disposición en países no miembros de la UE, recomendamos consultar las condiciones contractuales en cada caso.
  4. Otras comisiones: la entidad bancaria suele generar una tarjeta única gratuita. En muchos casos no obstante, esta gratuidad se suele extender a los duplicados, ya sea para uso propio o para un segunda persona autorizada. Sin embargo a veces la consecución de segundas y terceras tarjetas puede incurrir en gastos adicionales (en torno a 5-10€/duplicado).También existe la posibilidad de elegir el diseño de la tarjeta a la hora de formalizar el contrato, para lo cual muchas entidades no exigen comisión alguna mientras que otras pueden requirir un costo adicional de hasta 10€.

Funciones de una tarjeta de débito:


  • Consulta del estado de la cuenta: una tarjeta de débito nos permite llevar a cabo la consulta de saldo y movimientos en los cajeros automáticos de la red, de forma gratuita, y la consulta de saldo en cajeros de otras entidades previo pago de una comisión de 0,60€ normalmente.
  • Transferencias: gracias a nuestra tarjeta de débito podemos acceder a nuestra cuenta a través de los cajeros automáticos para llevar a cabo transferencias tanto nacionales como internacionales.
  • Obtención de estractos bancarios en formato papel.
  • Recarga de tarjetas de teléfono móvil.
  • Recarga de otros tipos de tarjetas, por ejemplo, tarjeta prepago asociada a la cuenta.
  • Compras en establecimientos asociados a la red y a través de internet, puesto que los grandes proveedores de tarjertas, Visa y Mastercard, son aceptados en la mayoría de los portales online.

¿Qué empresas pueden emitir una tarjeta de débito?

Como hemos mencionado anteriormente, los mayores proveedores a nivel global de tarjetas de débito y crédito son las multinacionales Visa y Mastercard. Otras compañías a tener en cuenta son American Express o Diners Club y, aunque desempeñan un rol bastante inferior en nuestro país, suelen ser aceptadas igualmente en la mayoría de los comercios.

Seguros adicionales: las tarjetas de débito suelen incluir un seguro gratuito en caso de hurto físico o por internet. A partir de aquí existe una amplia gama de seguros asociados a la tarjeta, gratuitos o de pago, cuyo espectro se extiende desde cobertura sanitaria en países no miembros de la UE hasta seguros de viajes y accidentes.

fuente de la foto: iStock_000002222196Medium