Préstamos para empresas

¿Necesitas ideas para refinanciar tu negocio? ¿Quieres montar tu propia empresa y no sabes cómo subvencionarla? A continuación analizamos las posibilidades más atractivas de financiación que ofrece el mercado español a sus empresarios. En la mayoría de los casos, vamos a necesitar una inyección de liquidez durante los primeros meses de vida del proyecto, por lo cual numerosas entidades han convenido en especializar varias ofertas y productos, destinados exclusivamente a negocios y emprendedores. Luego ¿qué opciones debemos barajar a la hora de financiar nuestra empresa?


Préstamos bancarios

Solicitar un crédito para empresas en una entidad bancaria española viene siendo tanto o más complicado que un crédito hipotecario. Aunque existe una amplia gama de artículos, su consecución no se presenta en ningún caso fácil de lograr, pues generalmente habremos de presentar un aval, así como un estudio de mercado, un balance fiscal del funcionamiento de la empresa,etc. Todo lo cual está, además, sujeto al estudio de una comisión, la cual denegará o aprobará nuestra petición. Ahora bien, cabe a lugar mencionar ciertos productos, elaborados por las obras sociales, adscritas a cajas y bancos (más que a las propias entidades per se), los cuales ofrecen muy buenas posibilidades de financiación y asesoramiento para emprendedores (la mayoría ofertados por los nuevos bancos nacidos de lo que antaño fueran las cajas de ahorros: la caixa, bancaja, caja navarra, etc.)


Líneas ICO

Se define como un banco público con forma jurídica de entidad pública empresarial encargado de promover actividades económicas que favorezcan el crecimiento del país, entre otras actividades. Actúa por lo tanto como un banco público de inversión, presentando diferentes programas de préstamos destinados a empresas y emprendedores. Así, a través de sus intermediarios, el ICO aporta fondos y las entidades asociadas se encargan de la gestión, administración y aprobación de la solicitudes. Las condiciones del contrato son mucho más beneficiosas que las ofrecidas por entidades bancarias privados, pues se trata de un proyecto social. Existen varias líneas diferentes de préstamos: Pagarés y bonos de empresas, Innovación Fondo Tecnológico, Comercio Minorista, etc.


Préstamos entre particulares

No debemos olvidar este tipo de financiación independiente, pues ofrece varias ventajas tales como: cobro de intereses tangiblemente más bajos, mayor flexibilidad en los pagos, contrato elaborado y acordado según los intereses de ambas partes, tenencia o no de una aval, etc. En este sentido, los préstamos entre particulares no están reglados de forma estricta como los bancarias, aunque sí están protegidos por el marco legal español. Se presentan como una opción cada vez más deseable en este periodo de crisis, ya que los prestamistas no son tan exigentes como las entidades bancarias


Otras fuentes de financiación

En los últimos años han surgido nuevas fuentes financiación alternativas para empresarios, las cuales quizá no se ajustan al canon tradicional bancario, tales como: el crowdlending, crowdfunding, los business angels, etc. Entre las más destacadas está Zencap, una plataforma alemana de financiación exclusiva para PYMES, que recientemente ha aterrizado en nuestro país por la puerta grande. Entre las ventajas de este tipo financiación destaca de manera tangible la mayor flexibilidad tanto a la hora de concerder el crédito como en el momento de abonarlo.

Conviene asimismo echar un vistazo a las subvenciones publicadas por el gobierno nacional y las comisión europea, y la variopinta oferta de entidades privados que ofrecen asesoramiento y liquidez. Por último cabe mencionar que a veces es más conveniente solicitar un préstamo personal, antes que uno para empresas, puesto que en principio no debemos rendir cuentas sobre nuestra diposición del dinero. Los préstamos personales no necesitan aval, dado que los avalamos nosotros mismos con todos nuestros bienes muebles, por lo que no suponen una larga lista de incovenientes a la hora de ser concedidos.